De vuelta a los inicios

Pues no, no es una vuelta a los inicios verdaderos, eso, es imposible. Cada día que te levantas aprendes cosas nuevas, vas actualizándote. Es el ciclo vital de la vida. Las cuatro personas que lean esto pensarán (al igual que yo), qué coño hace este escribiendo años después?. Pues bien. Quizás os suene raro si os digo que llevo mucho tiempo (pero mucho) pensando en volver a escribir. Lo más complicado, como siempre, son las ideas. ¿De qué escribir?, ¿recetas de cocina como en los inicios?, ¿demasiado visto?, ¿tengo algo diferente que decir al resto?, puede, solo quizás, es más, depende al que le preguntes. Yo por lo pronto, tengo la autoestima baja.

IMG_20170319_224016_125

Ramen de cerdo

 

Pero no estas leyendo en vano, o quizás si. Escribo por necesidad. La realidad es que nunca me había sentido tan solo, pero a la vez, con una fuerza interior que me empuja a levantarme cada mañana para aprender algo nuevo, por muy sutil e insignificante que sea. Eso ayuda. La idea de un nuevo blog parecía mucho más motivadora, quizás una estructura nueva, un target diferente, borrón y cuenta nueva. Pero joder, no se me da nada bien el jodido html, y la idea de pasarme horas delante del ordenador para corregir fallos de edición me ha estado atormentando mucho tiempo atrás, osase, que paso, “asín” de claro.

 

Para el que no me conozca (y por primera vez en la historia) contaré mi vida para que os hagáis una ligera idea. No me gustaría que usted tomara estas líneas como un alegato a mi persona, no trato de vanagloriar mi vida (ya que precisamente, no está el horno para bollos) ni tener una actitud ególatra.

Sigo cocinando donde me dejen. Sigo estudiando, (esto nunca se acaba, seas cocinero o camarero, arquitecto, fontanero etc…) niños que estéis leyendo esto (joder, qué coño hacéis aquí!!!???), nunca, nunca, dejaréis de estudiar, y nunca nunca, “estudiaréis” todo lo que os gusta. Los estudios son como la vida misma, hay asignaturas tan de puta madre, y otras que desearíais haber vivido en un exoplaneta.

Si algo me ha dado la cocina es conocer a mucha gente y viajar. Pero como bien reza el refranero “hay de todo en la viña der señó”. Gente que te hace cambiar tu perspectiva de la vida, gente que intenta joderte a base de bien, otros, en cambio, pasan sin pena ni gloria. Unos cuantos que comienzas a seguir en Instagram y a los meses, dejas de seguirlos. Otros en cambio, permanecen para siempre (los menos).

 

Para ir terminando este post y que dará el pistoletazo de salida (de nuevo) al “nuevo” blog quería daros las gracias a todas aquellas personas que me han enseñado algo, por muy pequeño que sea, a los que los hayáis hecho con la mejor intención, a los que únicamente intentaron poner piedras en el camino, a los que abanderan la indiferencia, a todos, GRACIAS. Y como no puede ser de otra manera, PERDÓN. No siempre actuamos de la mejor manera. Perdón por si en algún momento hice más daño del necesario, por si mi indiferencia afectó a alguien. He fallado en muchas ocasiones, a muchas personas, pero lo siento. El tiempo os ha dado la razón. Solo queda aprender e intentar no cometer los mismos errores del pasado.

Gracias por leer hasta estas últimas líneas. Podría hacer tres novelas sobre mis cagadas a la gente que he querido y sigo queriendo. Pero creo que esto es un buen resumen.

 

Ya sabéis. Si la vida te da palos, !!!PALOS GRATIS!!!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado el 20 marzo, 2017 en Inicio. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: